A merced de un dios salvaje. Paseos por la Sonsierra.

Desciende por las escaleras y continúa hasta encontrar un poste direccional que te indicará la ubicación de Santa María de la Piscina. Tu destino está a poco más de un kilómetro.

<<Todos tocamos fondo alguna vez, olvidamos quiénes somos, perdemos de vista ese faro que ilumina lo realmente importante y nos hace avanzar cuando parece que todo está perdido, y, llegados a este punto de confusión, incapaces de sujetar las riendas, nos dejamos llevar como una bolsa que arrastra el viento.

(A merced de un dios salvaje. Andrés Pascual).>>

 

 

© 2021 San Vicente de la Sonsierra. Todos los derechos reservados.

Please publish modules in offcanvas position.