A merced de un dios salvaje.- Paseos por la Sonsierra.

<<Me giré hacia la ermita. Sagrada o no, desprendía un extraño influjo. Tanta simplicidad... El pequeño campanario, el ábside apenas engalanado  con el canecillo de una viga con un demonio tallado, sus muros sin florituras, con un par de saeteros con única fuente de luz. Me recordaba a Raul ¿Era una estupidez? Sencillez, verdad, belleza sin aderezos. Le habría disparado un millón de fotos, pero no estaba de humor.

(A merced de un dios salvaje. Andrés Pascual).>>

© 2021 San Vicente de la Sonsierra. Todos los derechos reservados.

Please publish modules in offcanvas position.