A merced de un Dios Salvaje - Paseos por la Sonsierra.

Siguiendo por el camino, a poco más de un kilómetro,  se encuentra la aldea de Peciña, en la que podrás coger agua y descansar.

<<Un día me dijo que tenía que acepar las circunstancias y ser fuerte como nuestras uvas, que si son las mejores es porque nacen en un suelo pedregosos que les obliga a estar al máximo sus raíces para chupar una gota del mineral.

(A merced de un dios salvaje. Andrés Pascual).>>

© 2021 San Vicente de la Sonsierra. Todos los derechos reservados.

Please publish modules in offcanvas position.