A merced de un dios salvaje. Paseos por la Sonsierra.

A la derecha de este hito, a cinco metros, encontrarás el eremitorio de Gobate. Cuenta con  una estrecha entrada abierta hacia el este, con entalle y muescas para el encaje de una puerta desaparecida, En el suelo de la misma, se tallaron tres sepulturas, dos de ellas excavadas parcialmente también en las paredes. 

La ruta continúa hacia la izquierda de este hito, por la pequeña senda entre las dos fincas, hasta que llegues de nuevo al camino a Peciña. Allí encontrarás un poste direccional que te indica que los restos de la Ermita de San Bartolomé de Orzales está a 370 metros.

<< Es una alucinación. Tiene que serlo, qué va a estar haciendo ahí de pie entre las cepas, como una estatua vigilante. No lo veía la cara, estaba demasiado lejos y tenía la cabeza cub ierta con la capucha de la sudadera de cuadros. Su sudadera ¿por qué no corría a abrazarle? Había lago extraño en él. Le envolvía una especie de aura ¿Se trata sólo de la luz fantasmagórica de la mañana que vence a la niebla?...

(A merced de un dios salvaje. Andrés Pascual) >>

© 2021 San Vicente de la Sonsierra. Todos los derechos reservados.

Please publish modules in offcanvas position.