A mercede de un dios salvaje. Paseos por la Sonsierra.

Sigue por la senda de la derecha. A pocos metros encontrarás dos curiosos eremitorios con tumbas antropomorfas en su interior; uno  orientado al este y otro al oeste, varios lagares rupestres y los restos de una antigua construcción.

Si sigues la bifurcación de la senda hacia la izquierda visitarás el primero de ellos, en el que  encontramos  seis sepulturas, cinco en el suelo de la sala y una más en la pared. En el exterior y en la parte superior  se hayan tres lagares circulares con su torco rectangulares. Probablemente, los lagares se tallaron antes de que se hubiera excavado la cavidad.

Tras visitarlo, retrocede sobre tus pasos y continúa por la senda hacia la izquierda hasta llegar al eremitorio Gobate II.

Más información sobre los eremitorios de Gobate

<<Recuerdo que a los Sonserranos os llamaban los despeinaos por este viento constante. Que en verano os daba rabia que en los pueblos vecinos podían seguir en la piscina municipal hasta la hora del cierre, mientras que en San Vicente os teníais que ir en cuanto salía el norte y empezaban a volar toallas. ¿O eres tú quien soplas hoy para tranquilizarme? Como cuando Raul se hacía esas heridas en as rodillas y tú le dabas yodo y soplabas para que secase mientras le asegurbas que no pasaba nada, que ya se curaba…

(A merced de un dios salvaje. Andrés Pascual) >>

© 2021 San Vicente de la Sonsierra. Todos los derechos reservados.

Please publish modules in offcanvas position.